La Agencia Nacional de Tierras entrega 11 títulos de propiedad a las familias campesinas del Municipio de Tumaco

"Raúl Badillo, Asesor de la Dirección General junto a los beneficiarios del municipio de Tumaco en Nariño".

Las familias beneficiadas han demostrado su compromiso con la legalidad, a pesar de estar ubicadas en áreas que tienen un estrecho lazo con las economías ilegales relacionadas con los cultivos ilícitos.

Tumaco, 1 de Noviembre.

Para la Agencia Nacional de Tierras, llegar a la perla del pacífico significa una gran oportunidad para atender y beneficiar a una comunidad que por décadas ha tenido que soportar la ausencia de la institucionalidad.

El reconocimiento de los derechos sobre la tierra es de gran importancia para avanzar en la consolidación de los territorios, pues facilitará la transformación de las regiones más vulnerables, dejando atrás los cultivos ilícitos para transitar rumbo a nuevas y mejores condiciones de sostenibilidad. En este sentido, la estrategia de Formalizar para Sustituir que implementa la Agencia Nacional de Tierras (ANT), en el marco de las intervenciones territoriales para minimizar el impacto y la expansión de los cultivos ilícitos, se estableció como uno de los factores de mayor relevancia para iniciar una transición verdadera y concreta hacia la legalidad con los campesinos de nuestro país.

Inicialmente, en el municipio de Tumaco, se caracterizaron a 95 familias con el objetivo de sentar la línea base del desarrollo de los procesos de formalización y acceso a tierras en la implementación de la estrategia Formalizar Para Sustituir. De este modo, se trabajó en este territorio interactuando con cada familia que quería sanear la tenencia de su tierra y recorriendo cada punto de la misma. En el desarrollo de los procesos de formalización, se identificó la necesidad de llevar a cabo 38 levantamientos topográficos con el fin de adelantar los procesos que requerían identificación de ubicación geográfica, determinación de áreas y linderos; este fue un trabajo que se adelantó en tres veredas: La Variante, Gualtal y Tangareal. Como resultado del proceso, se obtuvieron 11 títulos de propiedad que serán entregados el primero de noviembre en las instalaciones de la Agencia Nacional de Tierras en el Municipio de Tumaco.

Uno de los beneficiarios de este trabajo de la Agencia Nacional de Tierras, es el señor Alfredo Cabezas Ortiz, quien por más de 35 años ha vivido en el predio la Brasilia, ubicado en la vereda la Variante y que además ha trabajado la tierra durante toda su vida. Para los campesinos como él, recibir el título de propiedad de sus predios los reconforta, pues para estas familias el título representa el poder quedarse en su tierra y tener la tranquilidad y la seguridad de que nadie va a sacarlos de sus predios.

En otras palabras, gracias al título de propiedad, 11 campesinos del departamento de Nariño, se convertirán en propietarios de sus tierras con legalidad. Además, con este documento que brinda legitimidad, se presentan oportunidades para mejorar su cálidad de vida con créditos e incentivos para proyectos productivos. Para lograr este propósito, la Agencia Nacional de Tierras y La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), iniciaron el proceso de formalización en 14 departamentos del territorio nacional, lo cual ha permitido disminuir los índices de informalidad de la propiedad rural en dichas áreas. El título de propiedad otorga a las familias campesinas, ahora propietarias, la incorporación paulatina a todos los beneficios que pueden surtir las demás entidades estatales, así como también a beneficios económicos, en función de la vocación de los suelos como factor de producción legal.

En este sentido, es una gran apuesta por parte del estado el reorientar las estrategias, políticas y programas de erradicación y sustitución de cultivos ilícitos, al generar alternativas que produzcan un impacto positivo en las comunidades, iniciando con el acceso a las tierras y posteriormente fortaleciendo e implementando los programas y proyectos productivos agrarios, entre otros.

Con este propósito, el estado ha formulado y planificado un avance interinstitucional articulado, al colocar a las entidades más relevantes del sector, en un proceso único como unidad de intervención territorial. Esto permitirá una transformación verdadera y sostenible del campo Colombiano en áreas vulnerables a los cultivos ilícitos, a través de la generación de oportunidades fomentadas por la presencia del Estado y con el apoyo de la participación social de las comunidades.

Share Post
Cambiar tamaño de texto