¡Es hora de la subienda!

En medio de una charla acompañada con un café, Marina Mayorga, lideresa del Semillero de la Tierra y el Territorio, y Silvia Herrera del equipo de la Agencia Nacional de Tierras, compartían vivencias de su día a día. Durante la conversación, surge una compañera más, la lluvia. No es normal ver llover en Lebrija, pues tanto el área urbana como rural se encuentran bajo un estricto racionamiento de agua. Con la nueva compañía a Marina se le iluminaron los ojos recordando la época de lluvias de los años pasados. 

Marina ha permanecido toda su vida en el campo. Sus padres eran campesinos y ella, a pesar de sus estudios universitarios, decidió seguir trabajando la tierra con su esposo e hijos. Con una gran serenidad cuenta que su terreno ya está formalizado y en él tiene cultivos de cítricos, aguacates y piscicultura. Nuevamente, volviendo a la lluvia, Marina recuerda la subienda de peces que hubo el año pasado. Con una sonrisa en su rostro dice que ha sido el espectáculo más lindo que ha presenciado, ya que además de ver cómo cientos de peces saltaban en medio del agua, recogió entre los pescados que no lograban seguir el cauce, la suficiente alimentación para ella y todos sus vecinos. 

En octubre del 2017 hubo olla comunitaria, reuniones sociales y hasta un bazar por la cantidad de pescados recogidos. Para este año se espera una mayor subienda debido a que las lluvias han sido más fuertes y constantes en el municipio de Lebrija. Marina espera recaudar nuevamente alimento para su familia, sus vecinos y para los distribuidores de pescados. 

Después de conversar por un largo tiempo y compartir historias, el café se acabó y con ello se dio fin a una interesante conversación, mientras Marina concluyó ¡Gracias a Dios, es hora de la subienda!

Share Post
Cambiar tamaño de texto